¿Qué es el éter o cuerpo etérico?

El ser humano tiene dos cuerpos: el físico (o cuerpo material) y el espiritual (o cuerpo etérico o sutil).

El cuerpo etérico está compuesto por 7 centros principales de energía: Los Chakras. Que se agrupan verticalmente a lo largo de nuestro cuerpo y se conectan con nuestro sistema nervioso.

Al estar los dos cuerpos conectados, podemos afirmar que actuando sobre el cuerpo etérico pueden sanarse dolencias del cuerpo físico.

El cuerpo etérico está dentro del cuerpo físico y el éter es un estado intermedio entre materia y energía pura, de la que todos los seres humanos estamos dotados.

Somos seres sociales y al estar con otras personas, los cuerpos etéricos entran en contacto. Esta relación con otros cuerpos funciona como una red de energía que te conecta con los demás.

Si las personas con las que te relacionas están sanas a nivel energético la sensación que tendrás será de bienestar, pero si no fuera este el caso se podría notar cansancio, pesadez o sensaciones de ánimo ajenas o enfermas.

Una de las funciones del éter (algunos lo llaman alma) es transferir vida al cuerpo físico, es por ello que en otras disciplinas o creencias se le llama cuerpo vital.

Con el paso de los años, la cantidad de información se acumula en nuestro cuerpo hasta crear centros energéticos que almacena dicha información, estos son los conocidos chakras.

Ese cuerpo etérico es una biografía detallada de la procedencia de vidas anteriores, acumulación de pensamientos negativos que pueden llegar a bloquear ese sistema que trabaja de manera regular y contaminar el libre funcionamiento del éter.

Los chakras ubicados en la columna vertebral son el camino que hace circular los cuerpos etéricos, pongamos un ejemplo: los chakras son el yang, masculinos y los cuerpos sutiles o etéricos son el yin, femeninos, al estar en discordia generan destellos resplandecientes que desproporcionan la energía que necesitan los cuerpos físicos para poderse recuperar.

Muchas veces estos cuerpos, son confundidos con campos electromagnéticos y se asocia erróneamente con el aura, siendo los dos, cosas completamente diferentes.

Sin embargo están unidos y sirven como enlace para los demás cuerpos.

El cuerpo etérico es el responsable de las fuerzas modeladoras y las sensaciones físicas. En cada reencarnación del hombre dicho cuerpo se disuelve y renace días después de la muerte física.