Las Esencias Florales son un primer paso para muchos en el campo de la terapéutica. Son el mejor y más eficaz sistema para gestionar las emociones que puede usar cualquier profesional especializado en el campo del acompañamiento a las personas. 

El Dr. Edward Bach médico homeópata y bacteriólogo, en su afán por paliar el sufrimiento humano, de forma respetuosa con el cuerpo y también con la naturaleza, descubrió el uso terapéutico que se producía a través del contacto con el campo energético que emanaban las flores, así fue como desarrolló su sistema floral conocido como Flores de Bach, con la intención de que fuera un método eficaz de autoconocimiento y liberación de emociones limitantes.

Un método que por su sencillez e inocuidad pudiera ser usado también por personas sin conocimientos médicos, de forma sencilla, también en el hogar, para gestionar emociones básicas que generan malestar en la conducta, en las relaciones y que si no se corrigen pueden repercutir sobre la salud. 

El Dr. Bach clasificó las emociones en 7 grupos y en cada uno encontró esencias florales que ayudaban primero a tomar conciencia y después a liberar la emoción para acceder al potencial oculto. 

 

  • Grupo I: Para los Miedos. Suprime miedos y temores.
  • Grupo II: Para la Incertidumbre. Nos ayudan a tener más seguridad en nosotros mismos.
  • Grupo III: Para el Desinterés. Ayudan a combatir estados de ánimo asociados al desinterés por las circunstancias del presente la abstracción…
  • Grupo IV: Para la Soledad. Necesidad de estar solos o lucha contra los estados de soledad.
  • Grupo V: Para la Hipersensibilidad. Ayudan a personas que no dicen realmente lo que sienten o piensan. Personas que tienen una gran timidez.
  • Grupo VI: Para el Desaliento o desesperación. Estrés, hiper responsabilidad, autoexigencia, ideas de perfección. Miedo al fracaso
  • Grupo VII: Para la Excesiva Preocupación. Indicadas para personas que se preocupan de los demás, con tendencia a la sobreprotección e intolerancia hacia las actitudes externas.

Más tarde, otros elaboradores han desarrollado nuevos métodos de esencias florales, más adaptados a los tiempos actuales, aunque las Flores de Bach siempre van a tener su lugar, dado que trabajan sobre el tronco de emociones básicas de todo ser humano, aunque también se pueden usar en animales, plantas y espacios. 

Si entendemos que las esencias florales son elaboradas tomando solo la energía, ahí donde se haya la información de la cualidad de la flor y no su materia, podremos entender que al tomar la esencia y por resonancia a nuestra propia vibración en desequilibrio, la esencia va a armonizar lo que se haya en desorden tanto en las personas, animales, plantas o espacios.

También ayudarán a paliar las ondas electromagnéticas para aportar un mayor equilibrio en los cuerpos sutiles que acabarán por equilibrar el cuerpo físico.

Podemos decir que la terapia floral es un tratamiento vibracional.

Si tú también quieres adquirir conocimientos sobre la terapia floral, como por ejemplo:

 

  • Flores de Bach
  • Orquídeas Amazónicas 
  • Flores Saint Germain
  • Esencias Bush Australia 

 

Aprovecha la selección de cursos on-line que hemos preparado para ti en Mens Sana Formación. 

En estos cursos aprenderás aspectos de las esencias, cómo administrarlas, sus aplicaciones o cómo nos pueden ayudar a nivel emocional y de crecimiento personal. ¡No te los pierdas!