fbpx

Esencias florales para sanar a tu familia y a tus pacientes

Flores de Bach, esencias Bush de Australia, esencias de Orquídeas amazónicas y flores de Saint Germain de Brasil

Si apuestas por las terapias naturales para sanarte a ti y acompañar a los tuyos en sus procesos, conocer la terapia floral te interesa.

Te voy a contar cómo descubrí las esencias florales...

Un día, 35 años atrás, sintiéndome aburrida con mi vida porque nada parecía tener sentido. Iba conduciendo por la autopista, había terminado de trabajar y volvía para casa. Sentí la necesidad de parar y aparqué en una estación de servicio.

Como si estuviera poseída, me dirigí sin pensar a la tienda y en la sección de librería mi mano se fue hasta el libro Usted puede sanar su vida de Louise L. Hay, lo compré y allí mismo lo empecé a leer y a poner en práctica las afirmaciones positivas que la autora describía.

Te cito algunas de ellas que llamaron mi atención:

“Somos en un cien por ciento responsables de nuestras experiencias y cada uno de nuestros pensamientos están creando nuestro futuro”.

«Estoy totalmente abierta y en disposición de aceptar un trabajo nuevo, maravilloso, donde tengan cabida todo mi talento y mis capacidades, y que me permita expresar creativamente de maneras que me gratifiquen. Trabajo con y para personas a quienes quiero y que a su vez me quieren y me respetan, en un lugar estupendo”

Volví a casa ese día y empecé a repetirlas como un mantra, sentía que en esas frases encontraría las respuestas que tanto andaba buscando.

Así pasé varios días, pero a medida que repetía y repetía mi mantra, en lugar de encontrar respuestas parecía que peor me iba todo. En esa época todavía no entendía que para construir algo nuevo primero se tiene que destruir lo viejo…

Yo en esa época vivía en una ciudad en la costa, cerca de Tarragona. Allí solía frecuentar un herbolario y con el tiempo me había hecho amiga de Montse, la responsable de la tienda.

Entonces, un día que pasé a ver a Montse, me dijo que aquella tarde vendría Josep un representante de la firma Nestinar, para dar una charla de Flores de Bach. Esa charla despertó mi interés y fui. Cuando Josep terminó su exposición nos invitó a que cada participante escogiéramos un frasco de esencias, al azar, y así lo hicimos. Yo cogí la esencia de Avena Silvestre.

Te cito lo que se dice de esta esencia en el libro Bach por Bach:

“La Avena Silvestre es para aquellos que ambicionan hacer algo importante en la vida, que quieren adquirir mucha experiencia y gozar todo lo que les sea posible, viviendo plenamente. Su dificultad consiste en poder determinar qué ocupación deben seguir, ya que aunque sus ambiciones son fuertes, no tienen una vocación que les llame más que otra. Esto les puede acarrear demoras e insatisfacciones.”

Y Bingo!!!! Justo en ese estado me sentía yo!

Así es que empecé a tomar la esencia, casi con fervor, anhelando que me hiciera el efecto deseado.

Me apasionó tanto la charla que también me compré el libro Esencias Florales un camino… del Dr. Santiago Rojas y unas cartas de esencias florales, canalizadas por Nomi una artista que en meditación, pintó la energía de las flores. Con ellas empecé a testar a todo aquel que se pusiera ante mí, las llevaba en mis encuentros o comidas con amigos y con todos, establecíamos largas tertulias, super interesantes, porque ahí salían temas personales que a todos preocupaban y al hablarlo podíamos ir poniendo claridad y orden.

Sin saberlo ahí se estaba gestando la futura terapeuta en que me convertí.

Pero ahora volvamos a lo que pasó después de tomar la esencia floral de Avena Silvestre y recitar mis afirmaciones positivas.

Como te dije antes, todo empezó a ir peor, tanto que en la empresa donde estaba hicieron una suspensión de pagos y nos quedamos en la calle, sin empleo y sin cobrar lo que nos debían y fue entonces cuando de repente se vendió la casa que tenía con el padre de mis hijas y que estaba a la venta desde que nos separamos.

El dinero de la casa me dio la posibilidad de mantenerme durante un tiempo hasta reinventarme.

Lo primero que hice fue buscar algún lugar donde irme, para poder reponer fuerzas y recapacitar para saber qué tocaba hacer con mi vida. En una revista encontré la reseña de una Casa de reposo en una aldea de Galicia, que no puedo recordar su nombre. Allí vivían Merceditas y Eduardo, que eran pareja y acogían a personas que precisaban de sus servicios, en su humilde hostal donde brindaban servicios terapéuticos que al final es lo que yo estaba necesitando.

Y sí, me dieron la vuelta como a un calcetín, desde cómo vestía, a como hablaba fueron cincelando aquella obra informe que necesitaba encontrar una forma útil para proseguir su camino.

Estando allí sufrí un cólico nefrítico, ya había sufrido otro anteriormente cuando me separé de Ramón, el padre de mis hijas, entonces terminé en el hospital con fiebre por encima de los 40º y perdí la noción del tiempo durante 2 días.

En la aldea fue diferente, la fiebre también subió, pero atravesé el cólico a base de caldo de acelgas y entrar en el dolor y permitirme gritar mientras Eduardo me contenía por la espalda para poder sostener el tremendo dolor que sentía mientras iba expulsando las piedras.

Tengo que decir que fue el último cólico que he tenido.

Allí recibí múltiples tratamientos durante el mes que estuve: regresiones con enormes cuarzos, baños de barro al lado del río, sentir la cascada cayendo por mi cabeza con la intención de ir liberando todo el dolor y la inconsciencia. También me hicieron reflexología podal, técnica metamórfica y todo lo que ellos sabían. Poco a poco empecé a sentirme mejor conmigo misma.

Y cuando salí por la puerta para marcharme a casa les pregunté ¿Y ahora qué…? Y Eduardo me dijo: Ahora a ser terapeuta! Yo me puse a reír y le dije que eso era imposible porque yo no sabía nada.

Pero sus palabras siguieron resonando dentro de mí y cuando llegué a Barcelona llamé a Montse del herbolario para contarle todo. Y ella me dijo que llamara a Nestinar, que justo ese fin de semana estaba Andreas Korte, un gran elaborador de Esencias Florales que iba a impartir una formación de esencias de Orquídeas en Girona y allí me fui, aquello me apasionó tanto que sentí que por fin había encontrado lo que tiraba de mí con pasión.

Si tú también quieres descubrir tu camino y los beneficios de las esencias florales, sigue leyendo…

Si quieres aplicar la terapia floral en tu día a día o en tu trabajo como terapeuta y quieres...

Fórmate como terapeuta floral

¿Quieres descubrir la terapia con esencias florales?

O si ya conoces las Flores de Bach…

¿Quieres profesionalizar tus conocimientos y hacerte terapeuta floral?

Cuéntame qué te interesa para que pueda informarte…

¿Quieres saber cómo sigue mi transformación como terapeuta?

Pues después de volver de mi retiro en Galicia y de esto hace ahora 34 años, me inscribí a una formación de esencias de orquídeas del Amazonas que impartía el botánico alemán Andras Korte.

Estando en el centro donde se impartía la formación, esperando para pagar me fijé en una mujer que me miraba. Ella debería tener unos 50 años, yo tenía 40. Era rubia con ojos azules, parecía extranjera. Al ver que yo también la miraba se acercó y me abrazó y me dijo:

– ¡Por fin te encuentro!

Me quedé sorprendida, bueno algo más que eso y la miré interrogante. Yo no la conocía de nada.

Entonces ella prosiguió:

– ¡Somos hermanas cósmicas!

Ella era Mika Widmanska. En aquel momento yo desconocía lo que iba a significar esta mujer a lo largo de mi vida. Yo sólo podía pensar en la idea loca de tener una hermana cósmica… Nos hicimos amigas.

En el curso, Andreas nos contó los fundamentos de las esencias florales, de dónde procedían, sus propiedades, entre otros. Luego nos invitó a realizar un ejercicio en la naturaleza. Nos pidió que conectáramos con los árboles y que dejáramos que el árbol nos inspiraran algo.

Para mi decepción, el árbol al que me acerqué no me inspiró nada, pero mientras estaba cerca de él, mi mente se dedicó a pensar el bien que podían producir estas esencias a unos niños de la clase de mis hijas que vivían en un centro de acogida por venir de familias que no podían hacerse cargo de ellos. Y mi mente siguió divagando con esencias y niños que sufrían carencias afectivas y familiares.

En un descanso del curso le comenté Javier, mi pareja en esa época:

– Mira, en el ejercicio del árbol, yo no he sentido nada, pero se me ha puesto esta idea en la cabeza y ahora no puedo dejar de pensar en esos niños del centro de acogida.

A lo que Javier me contestó:

– Pues creo que deberías hablarlo con tu hermana cósmica.

Me pareció una idea excelente y hablé con Mika. Y ella me contestó:

– Habla con los responsables del centro de acogida y proponles una reunión contigo y conmigo.

Me pareció una gran idea, pero al instante siguiente ya pensaba que era la mayor locura que me habían propuesto.

Pero ya fuera porque me había comprometido con Mika o porque realmente tenía muchísimas ganas de llevarlo a cabo investigué y supe que tenía que dirigirme a la Directora de la de Patria y Potestad de la Generalitat.

Estaba segurísima que no iba ni siquiera a tomarse la molestia de recibirme. Pero me equivocaba. Aceptó la reunión encantada. Y vino a reunirse con Mika y conmigo.

En la reunión Mika le dijo que ella iba a regalar las esencias florales y que yo haría la terapia para los niños. Al escuchar esto tuve un espasmo del susto. Mika se había vuelto loca. ¡Yo no sabía nada! ¿Cómo podía ser que me estuviera proponiendo como terapeuta?

Al salir me faltó tiempo para decirle:

– Mika, yo no sé nada. ¡Sólo he hecho un único curso de esencias florales!

A lo que ella me contestó:

– Hay algo en ti que ya sabe. Confía.

Y así llegué un día al centro de acogida para estar con los niños. Saqué las cartas de esencias florales de Nomi y jugué con los niños a que eligieran una carta. Les pregunté qué veían y qué sentían. Y según las cartas y sus palabras, les preparaba las esencias.

Al salir de esa primera sesión, me miré en el espejo y no me reconocí. Me veía guapa y plena, calmada, serena, fuerte. Nunca me había visto así antes.

Y ahí empezó mi camino.

Empecé a hacer terapia a todo el mundo, a todos los que se dejaran, también a los de mi casa. Lo hacía por gusto, porque disfrutaba ayudando.

Así me quedé en Nestinar realizando todas las formaciones que ofrecían: reflexoterapia, reiki, crecimiento personal, etc. Además, que conocía a gente súper interesante porque traían a médicos: el Dr. Santiago Rojas, el Dr. Jorge Carvajal… Yo me inscribí a todo.

Y tanto estaba por Nestinar que terminaron por contratarme. Pero esto es otra historia.

Si tú también quieres aprender terapia floral descubre los 4 cursos que tenemos en Mens Sana Formación.

Programa Terapia Floral 360º

Descubre los mejores sistemas florales que existen actualmente para aplicarlos en tus terapias o a nivel particular:

  • Curso de Flores de Bach
  • Curso de Orquídeas de Colombianas (del amazonas)
  • Curso de Esencias Bush de Australia
  • Curso de Esencias Saint Germain de Brasil
  • Bonus extra: Curso online de Chakras + Vademecum de esencias florales del mundo + Ebook “Los péndulos y sus utilidades”
  • 3 meses de resolución de dudas con las profesoras de los cursos.
  • Acceso a todo el material de los cursos (vídeos y apuntes) para toda la vida.

Hola, soy María Martínez...

maria martinez caledrón constelaciones familiares

Soy terapeuta, formadora, fundadora del Instituto de Constelaciones familiares y directora de Espai Dodecaedre.

Siempre me llamó la atención el tema espiritual, pero no siempre trabajé en este ámbito, ni mi vida tenía el sentido que tiene ahora.

Hace 34 años conocí el mundo mundo de la terapia floral y desde entonces siempre me ha acompañado, para ayudar a mi familia y a mi misma.

Me he formado con los mejores y he conocido a otros terapeutas florales con más conocimientos que yo y que ahora imparten sus formaciones en mi centro.

Así que, después de:

  • Especializarme durante años en Esencias Florales, pero también de formarme en distintas técnicas alternativas: Constelaciones Familiares, Bioenergética, Sintergética, etc.
  • Montar mi propia escuela de formación presencial y online, y ayudar a otros alumnos y terapeutas a encontrar herramientas con las que trabajar los conflictos.
  • Acompañar a cientos de personas en sus terapias.
  • Y vivir mi propia transformación personal…

Quiero invitarte a ver alguna de mis charlas y que te descargues un “Vademecum de Esencias Florales del Mundo”.

También puedes hacerlo! Esto es lo que encontrarás en cada curso:

FLORES DE BACH

Flores de Bach

Las Flores de Bach, están constituidas por un grupo de 38 esencias florales con las que podemos tratar todo tipo de situaciones emocionales, desde la depresión a la impaciencia pasando por miedo, soledad o desesperación. Gracias al curso de Flores de Bach online impartido por Ana M. Santos podrás conocer las propiedades de estas esencias florales y aprenderás sus distintas aplicaciones y cómo pueden ayudar en el crecimiento personal y emocional.

 

Entre las ventajas de hacer el curso de Flores de Bach a distancia destaca que tú fijarás el horario que mejor se adapte a tu día a día, aprendiendo a tu ritmo. A medida que avances en el mundo de las Flores de Bach descubrirás que más allá de sus funciones terapéuticas son una herramienta más para el conocimiento y crecimiento personal. Influyen en el aspecto mental, emocional, físico o espiritual de las personas; y con el curso de Flores de Bach podrás aplicar sus beneficios en tus terapias.

ORQUÍDEAS AMAZÓNICAS

Esencias de Orquídeas Amazónicas

Las esencias de orquídeas amazónicas (o orquídeas colombianas) crecen en una zona altamente energetizada del planeta: la selva amazónica. Y no lo hacen a ras de suelo, sino que crecen a la altura de los árboles para poder absorber la luz solar. Precisamente ahí reside el poder energético que descubriremos en este curso de orquídeas del Amazonas de la mano de María Martínez. Este sistema está formado por 20 esencias y gracias a este curso online conoceremos cada una de ellas y sus propiedades.

A lo largo del curso online de esencias de Orquídeas del Amazonas, además de las propiedades de cada esencia también aprenderás la relación que cada una de ellas tiene con los chakras y sus diferentes aplicaciones y cuándo y cómo utilizarlas, además de las precauciones que deberíamos tomar con ellas. Así, obtendrás los conocimientos necesarios para utilizar estas esencias florales en tus terapias, aprovechando sus efectos en el ámbito etéreo y emocional de las personas.

BUSH AUSTRALIA

Curso de Esencias Bush de Australia

Los remedios florales australianos Bush (flores de arbustos), sistematizadas por el botánico Ian White, han significado un importante aporte a la Terapia Floral. Durante siglos, las flores silvestres de Bush han crecido en Australia sin la injerencia de otras especies, es por esta razón que sus propiedades tienen un amplio trasfondo histórico. Ahora, puedes completar el curso de Esencias Florales Australianas Sistema BUSH de la mano de Amparo Levratto, la única persona acreditada en España para impartirlo, y obtener el certificado oficial otorgado por Bush Australia.

Durante el curso de esencias de Bush de Australia, conocerás las 69 flores que forman parte del sistema ABFE, aprenderás a identificar las emociones y a hacer el test kinesiológico para mejorar el diagnóstico en tus terapias. También descubrirás la relación de los chakras con cada esencia, de modo que puedas preparar y prescribir las esencias adecuadas a cada paciente. Aprovecha esta oportunidad única de conseguir la formación certificada en Bush australiano con este curso online de Esencias de Bush.

https://ausflowers.com.au/

SAINT GERMAIN

esencias florales de Saint Germain

En este curso online de esencias florales de Saint Germain comprenderemos el modo de actuación de las flores de Brasil de la mano de la hija de su fundadora, Talita Margonari.

Actitudes dañinas, malos pensamientos, palabras negativas, momentos de enfado, estados de shock, el estrés del trabajo o procesos de cambio mal gestionados… son elementos que bloquean el paso de la “luz” por los electrones que componen nuestros cuerpos, provocando malestar tanto en nuestro cuerpo físico como nuestro cuerpo suprafísico. Las esencias forales de Saint Germain contienen una alta potencia energética en sus vibraciones que nos ayudan en el desarrollo de nuestra conciencia, a armonizar los campos mentales y emocionales y a efectuar la conexión con el Ser Superior, para una mayor conciencia.

Si comparamos el sistema de Flores de Bach con el de Saint Germain vemos que en esencias de los Florales de Bach se tiene en cuenta las emociones del paciente. Pero en la selección de esencias florales de Saint Germain se toma en consideración la biografía de vida y la causa emocional que desencadenó los procesos negativos en el paciente.

www.fsg.com.br

×
×

Carrito

Abrir chat
1
Hola, ¿podemos ayudarte?