fbpx

Tú puedes sanar las relaciones que conllevan dolor y un difícil día a día

Una constelación familiar te libera del sufrimiento y mejora tu vida

Da igual si llevas tiempo probando mil terapias o remedios sin resultados. Si quieres un cambio pero no sabes por dónde empezar, puedes liberarte de esas cargas que te impiden vivir más ligera y feliz.

*Pide cita para hacer tu constelación individual o grupal (90€).

*Sentirlo es mejor que contártelo. Puedes vivir tu experiencia GRATIS en primera persona, viniendo como participante a una constelación. Puedes contactarme para más información.

“Tengo una especie de nudo en el pecho que no me deja vivir tranquila.”

Eso fue lo que me dijo Laura, una de mis pacientes y alumnas, en una sesión de constelaciones familiares.

Laura tenía un conflicto interno con su familia que quería resolver.

Se sentía culpable, triste y enfadada consigo misma por haber estudiado una carrera que no le hacía feliz y que no quería ejercer, después del esfuerzo económico que sus padres hicieron por ella.

Vino a hacer su constelación familiar. Era una sesión grupal. Todos los asistentes se situaron en círculo y la constelación sucedió en el centro del mismo

Ella me contó lo que quería mejorar y eligió a los representantes que intervenían en el conflicto que estaba viviendo.

Primero eligió a un hombre robusto para representar a su padre.

Luego, a una mujer de mediana edad para su madre y a una chica más joven para representarla a ella.

Por último eligió a un personaje para su síntoma y los colocó a todos por la sala.

Ahí es cuando empezó la constelación.

Los miembros empezaron a moverse y a interactuar entre sí, mientras Laura veía la escena desde fuera.

Yo la acompañaba mientras le iba haciendo preguntas, dirigiendo a los participantes y verbalizando frases  sanadoras.

Entonces, pude hacer una lectura aún más profunda.

Aunque nadie le había obligado a elegir su carrera, la terminó por no decepcionar a su familia.

Pero igualmente, sentía que les había fallado a ellos y a sí misma por no querer trabajar de “lo suyo” y no estar ganando dinero con esa profesión.

No se reconocía a sí misma y su vida no era como se había imaginado.

Todo eso le generaba mucha tensión y hacía saltar la chispa por lo más mínimo.

A medida que avanzaba la constelación, fue comprendiendo que el bloqueo que la paralizaba venía de más atrás.

Prestando atención a su historia y contexto familiar desvelados en la constelación, vi que no era la primera vez que repetía el patrón de hacer lo que otros esperaban de ella (solo que esta vez su decisión afectaba más que nunca a su futuro).

Así fue como Laura, gracias a las constelaciones, entendió mejor lo que la bloqueaba: ese nudo que le dolía en el pecho.

Y así fue como resolvió y pudo gestionar las relaciones familiares de manera tranquila y descubrió su poder interior, para empezar a vivir comprendiendo el pasado, aceptando el presente y con ilusión hacia el futuro.

Si te sientes rota por dentro, primero cura tus heridas

Al igual que en el caso de Laura, llevo 30 años acompañando a muchas personas en busca de esa sensación de paz interior, de que todo está ordenado y en equilibrio.

Y aunque cada persona es única y tiene distintos conflictos internos, te sorprendería ver cómo se parecen unos a otros.

Así que me gustaría que entendieras dos cosas:

  1. Tú no eres la persona más rara del mundo. Vives en un sistema familiar y las cosas que pasan dentro suelen ser muy parecidas y a veces se repiten.
  2. Y ese problema que te martillea la cabeza, que reaparece una y otra vez, o ese agobio que no sabes muy bien cómo definir, tiene solución. De verdad.

Lo importante es querer encontrarla y aprender a gestionar tus dificultades para avanzar.

  • Da igual si has probado muchas cosas antes y nada termina de funcionar.
  • O si quieres un cambio pero no sabes por dónde empezar.

Lo que te va a gustar de las constelaciones familiares es que son una experiencia vivencial que va a la raíz del conflicto y al ver el origen y a través de los representantes, vamos reconciliando los temas pendientes.

Temas actuales o pasados dentro del sistema familiar.

Y aunque son movimientos simbólicos, el inconsciente los reconoce como reales. Porque el inconsciente no distingue entre real o simbólico.

Constelaciones familiares que te ayudan a ti y a tu familia

Puede que hasta ahora, no termines de entender muy bien todo esto de las constelaciones familiares.

Es normal, es difícil de explicar y más todavía de comprender.

Pero resumiéndolo mucho, las constelaciones familiares son:

Una terapia que te permite tener una visión más amplia de aquello que te preocupa, entendiendo que muchas inquietudes y conflictos están vinculados a la historia, experiencias vividas y a los propios genes de tu familia.

Es decir, que muchos problemas que te surgen, a veces tienen que ver con sucesos anteriores a ti.

Pues bien.

A través de las constelaciones puedes conseguir:

  • Conocerte y sentirte mejor. Comprender por qué tanto tú como tu familia actuáis de una manera, sanar traumas, resolver problemas y enfrentarte a tus miedos para recuperar tu vida y tu poder. Te darás cuenta de que cambiar tu realidad es más fácil de lo que crees.
  • Mejorar la relación con los demás. Al sentirte en armonía contigo primero, podrás mejorar la forma en la que te relacionas con tu familia y entorno.
  • Saber gestionar mejor los problemas y tus emociones. Es decir, dejarás de ser víctima de tus circunstancias y tendrás las herramientas necesarias por si tu pasado vuelve a tu cabeza, o si tienes un día malo.
  • Tener un método alternativo a los convencionales. Una herramienta a partir de la que seguir trabajando cuando surjan nuevos conflictos.
  • Cuidar a las generaciones futuras de tu familia. Es decir, sanar tus conflictos hará que no traspases tus cargas y resentimientos a tus hijos y estos a su vez a los suyos.
  • Sentirte feliz y satisfecho. Sin miedos que te impidan vivir tu propia vida.

En definitiva, transformar tu vida a partir de las constelaciones, y por consiguiente la de tu familia y la de las personas que intervienen como representantes de ellos en la sala.

Y aquí quiero detenerme y avisarte.

Este proceso es solo para valientes que de verdad quieren un cambio en su vida.

Durante la constelación te ayudaré a encontrar y sanar tus heridas y a enfrentarte cara a cara con tus miedos y aquello que te impide crecer.

Por lo que va a ser algo duro, y no todo el mundo realmente quiere ver revelado su dolor.

Seguramente durante la constelación te puedas sentir triste o enfadada o quizás también te rías y sientas un huracán de emociones.

Pero todo eso es necesario, porque para construir algo nuevo, ya sea una nueva relación de pareja, o con tus padres, hermanos, etc., o una nueva forma de ver la vida, es importante primero sanar lo anterior.

Y no estarás sola.

Tendrás la posibilidad de sanar esos conflictos, acompañada de una profesional de las constelaciones, en talleres individuales o en grupo.

Con personas que no te juzgan y con una mirada amable y de apoyo a cada una de los que intervienen (cada una con sus problemas y bloqueos).

Hola, soy María Martínez...

Soy terapeuta, formadora, fundadora del Instituto de Constelaciones familiares y directora de Espai Dodecaedre.

Siempre me llamó la atención el tema espiritual, pero no siempre trabajé de esto, ni mi vida tenía el sentido que tiene ahora.

Hace treinta años conocí todo este mundo y las Constelaciones de Bert Hellinger.

Entonces no lo dudé y me apunté a todas las formaciones que se realizaban en España sobre el tema. Tanto con Hellinger, como con otros facilitadores (tal y como se llaman a los que dirigen las constelaciones).

Vamos, como la que hace una gira para ver a su cantante favorito.

Así que después de:

  • Especializarme durante años en Constelaciones Familiares, pero también de formarme en distintas técnicas alternativas: Flores de Bach, Bioenergética, Sintergética, etc.
  • Montar mi propia escuela de formación presencial y online y ayudar a otros alumnos y terapeutas a encontrar herramientas con las que trabajar los conflictos.
  • Haber acompañado a cientos de personas en sus terapias.
  • Y haber vivido mi propia transformación personal.

Quiero invitarte a hacer una constelación familiar para que tú también puedas vivir la tuya y crecer.

¿Qué me dices? ¿Te atreves?

Si quieres entender y desbloquear tu sufrimiento con una constelación familiar rellena este formulario y te llamaré - 90€

¿Qué dicen los alumnos y clientes de mí?
Haz "click" sobre los textos para leerlos.

¿Quieres aprender a gestionar y arreglar relaciones con tus hijos, padres o pareja?

Haz tu constelación familiar individual o grupal - 90€

¡Quiero conseguir mi transformación!

*Pide cita para reservar tu plaza..

*Si quieres probar primero, puedes venir gratis la primera vez como participante a una constelación grupal; y el resto de veces, por 20€.

¿Y qué pasa si voy a una constelación y no me gusta o no es para mí?

No pasa nada.

Verás.

Si todo esto es nuevo para ti y no estás del todo seguro de si vas a sentirte identificado o cómodo con esta terapia, lo mejor es que la pruebes sin ningún compromiso.

Es decir, puedes venir de forma gratuita como participante en las constelaciones de otras personas, conocerme a mí, al grupo, observar lo que hacemos e incluso colaborar en la medida que quieras.

Y si después de vivir la experiencia por ti mismo no te convence, puedes decidir no volver libremente.

No hay ningún problema.

Pero si por el contrario, has visto que vibras con este método, puedes repetir como participante o como cliente, haciendo tu propia constelación.

¿Alguna duda? Puedes resolverlas todas aquí

Ya he hecho otras terapias y no consigo sentirme mejor, ¿por qué debería hacer una constelación familiar? ¿Y por qué debería hacerla contigo?

Las constelaciones familiares te muestran el origen del conflicto y el camino de solución y en la sesión lo transitamos hasta que lo sientas bien.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda este tipo de terapias.

Ojo.

Es perfectamente complementaria con otros tratamientos.

No estamos animando a nadie a que deje una medicación que le haya prescrito su médico.

Por otro lado, porque esta es la forma perfecta de dejar por un momento al lado toda la teoría que puedas saber sobre salud o crecimiento personal y empezar vivir el cambio en primera persona.

Cada constelación familiar es una lección de vida en la que mediante su representación, puedes verla tal y como es, comprender el pasado y superar traumas, miedos, bloqueos y creencias limitantes.

Para acompañarte, tienes a una profesional que en ningún momento te va a juzgar en el proceso (aquí presente) y que además de haberme formado en distintas técnicas, también he pasado por una transformación personal.

Yo siempre sentí que no era lo suficientemente buena para mi madre y por tanto que no valía lo suficiente.

Entonces descubrí las constelaciones, hice algunas relacionadas con mi madre y pude sanar mi relación con ella y entender muchas más cosas que interferían en nuestra relación.

Desde entonces en 30 años no he parado de investigar y formarme:

En Constelaciones Familiares con Bert Hellinger, en Esencias Florales con el Dr. Santiago Rojas y el botánico Andreas Korte, en Radiestesia con Mika Widmanska, en Sintergética con el Dr. Jorge Carvajal, reiki, reflexoterapia, etc.

En ese tiempo he ejercido como terapeuta y desde hace 17 años formo a alumnos y otros profesionales que quieren llevar a cabo este método de las constelaciones familiares a sus consultas.

Pero además, lo bueno de las constelaciones es que puedes elegir tener el apoyo de otras personas que están atravesando por situaciones más o menos similares a la tuya.

Situaciones difíciles de las que aprender y sentirte identificado.

¿Qué diferencia hay entre hacer una constelación individual y una grupal? ¿Cuál me recomiendas?

Básicamente, el número de personas implicadas.

Sin embargo, el objetivo es el mismo: descubrir qué situaciones relacionadas con tu familia no te dejan avanzar, están en tu inconsciente y no te dejan ser tu mejor versión.

En las constelaciones grupales, otras personas del grupo actúan como representantes y toman las posiciones de los miembros de tu entorno, viendo a través de ellos lo que ocurre en tu vida.

Y en las individuales estás tú solo conmigo, utilizando elementos visuales como muñecos (entre otras cosas) para representar la organización de tu familia, o tu relación de pareja, entre otros sistemas en los que estás inmerso.

Si crees que no te vas a sentir del todo cómodo en el taller grupal, te recomiendo las sesiones individuales.

Sin embargo, elijas una forma u otra, lo bueno es que este método te beneficia a ti y a los tuyos.

Pero en el caso de que tengas dudas sobre si de verdad esto puede ayudarte o no, puedes venir como representante de forma gratuita la primera vez y comprobarlo por ti mismo.

De esta forma, también aprendes y experimentas indirectamente en cada sesión.

Si no soy de Barcelona o Ibiza, ¿puedo hacer igualmente una constelación familiar?

Así es.

No me gusta negarle la ayuda a nadie.

Además, ayudar a otros es algo que me hace sentir plena.

Como yo digo, es lo que le ha dado sentido a mi vida desde hace 30 años como terapeuta.

Por eso, si estás lejos de Barcelona o Ibiza, te doy la posibilidad de hacer una constelación individual vía Zoom.

¿Cómo es el proceso de hacer una constelación familiar contigo?

En una Constelación familiar intervienen distintas personas con diferentes funciones y dificultades personales.

De esta forma, todos se benefician de lo que sucede en las sesiones y tienen un papel fundamental.

En ellas se puede estar presente:⁠⁠

  • Como Cliente: me cuentas en privado aquello que te preocupa o quieres solucionar.
  • Como Representante: ayudando a los que van a hacer una constelación. En este caso te tocará representar desde algún miembro de su familia o un elemento que suponga un desequilibrio en su vida.⁠
  • Como Participante: es decir, eligiendo ser solo observador o ayudar durante el desarrollo de la constelación.⁠

⁠Lo interesante de todo esto es que cada constelación es única, porque intervienen distintas personas.

Es decir, si vienes a hacer una constelación familiar, en primer lugar te pediré que me cuentes (solo a mí) el motivo de tu consulta, poniéndome en antecedentes sobre tu historia.

Después te pediré que elijas un representante para cada persona de tu familia actual o personas que ya no están y otro para ti mismo entre los participantes del taller.

Es entonces cuando los colocarás en el espacio, relacionándolos unos con otros y comenzarán a moverse y actuar de acuerdo a lo que perciban y sientan mientras están en el papel.⁠

Mientras, yo te acompañaré orientándote.

Verás que tu historia es más bien una interpretación de la realidad, gracias a que los personajes nos mostrarán lo que realmente hay detrás y que seguramente desconocías o habías olvidado.

A través de sus movimientos, gestos, y del posicionamiento en el espacio, podremos hacer una lectura de lo que está ocurriendo, por qué motivo te sucede lo que te pasa y a partir de ahí encontrar aquello que te está limitando y la solución.

Finalmente, te colocarás dentro del grupo ocupando tu lugar para que te veas dentro de esa una nueva imagen.⁠

¿Cuánto tiempo duran las constelaciones familiares?

Los talleres son de 4 horas durante las cuales se realizan unas 5 constelaciones a distintas personas. 

¿Qué precio tiene una constelación familiar? ¿De verdad merece la pena la inversión?

El precio por realizar una constelación familiar es de 90€.

Y si me preguntas si merece la pena la inversión, te diré que sí.

Tu salud y tu bienestar se merecen tu compromiso y la aportación.

En muchas ocasiones mis alumnos y clientes estaban más pendientes de estar bien por fuera, en que los vieran guapos o los identificaran con una imagen de felicidad y éxito que no se correspondía, más que en mirarse por dentro.

Y eso al final pasa factura.

Y no me refiero al palo que recibe la cuenta del banco cada vez que gastamos dinero en cientos de cosas que no nos hacen sentir mejor.

Me refiero a esa tristeza interna y frustraciones que se van acumulando día tras día.

Hasta que dijeron basta.

Si tú también sientes que ya no puedes cargar con nada más a tus espaldas, pero no estás del todo seguro de si es lo mejor para ti, puedes venir como participante totalmente gratis la primera vez.

Podrás observar en las constelaciones de otras personas para ver con tus propios ojos de qué va todo esto y si de verdad te merece hacer esta inversión.

El resto de veces puedes seguir participando a un precio de 20 euros.

Si voy como participante, ¿qué supone? ¿Puedo hacer la constelación el mismo día?

Ser participante (para simplificarlo) es como hacer de figurante en las constelaciones de otras personas. Sin embargo, ocurre mucho más.

Cada personaje que te toque representar puede remover algo dentro de ti y nunca va a ser casual.

Es decir, si por ejemplo tienes algún conflicto con tu padre, te van a elegir de padre o de un hijo que no tiene una buena relación con su padre.

Así, tu inconsciente te revela una solución para ti y te ayuda a sanar.

Como representante nunca sabrás nada sobre las personas que vas a representar. Simplemente te indicarán el personaje. No te dirán cómo tienes que comportarte, sino que percibirás cómo hacerlo desde dentro.

Muchas veces ocurre que personas que vienen a conocer las constelaciones familiares por primera vez (asistiendo como representantes), después de ver todo lo que empiezan a experimentar, quieren hacer su constelación en el mismo día.

Pero quiero avisarte: casi nunca se puede.

Y no es porque no quiera, sino porque las plazas siempre se ajustan al tiempo que tenemos.

Entonces, en ese caso, tendré que darte hora para otro día.

¿Qué pasa si quiero profundizar más?

Además de las terapias, si quieres seguir aprendiendo, puedes hacer la Formación Anual de Constelaciones familiares de forma presencial en Barcelona y en Ibiza.

En cada uno de los módulos habrá una parte de teoría y otra de práctica en la que podrás hacer una constelación por cada uno de ellos (11 constelaciones familiares en total) y participarás en otras tantas de tus compañeros(as).

¿Y si voy a una constelación y no me gusta o no es lo mío?

No tienes de qué preocuparte.

Primero porque tendremos una charla en la que podrás contarme lo que sientes o lo que te pasa y yo desde la total sinceridad te diré si puedo ayudarte con las constelaciones o si es más conveniente que hagas otro tipo de terapia.

Y no necesariamente tienes que hacerla conmigo.

Pero además, puedes estar tranquila, porque si todo esto es nuevo para ti y no estás del todo segura de si vas a sentirte identificada o cómoda con esta terapia, podrás probarla sin ningún compromiso.

Es decir, puedes venir de forma totalmente gratuita como participante en las constelaciones de otras personas, conocerme a mi, al grupo, observar lo que hacemos e incluso colaborar en la medida que quieras.

Y si después de vivir la experiencia por ti misma no te convence, puedes decidir no volver libremente.

Pero si por el contrario, has visto que vibras con ella, puedes repetir como participante o como cliente, haciendo tu propia constelación.

¿Aquí se podría hablar también del seguimiento que se hace después? ¿O eso no está incluido?

Haz tu constelación familiar individual o grupal - 90€

*Pide cita para reservar tu plaza.

*Si quieres probar primero, puedes venir gratis la primera vez como participante a una constelación grupal; y el resto de veces, por 20€.

×
×

Carrito

Abrir chat
1
Hola, ¿podemos ayudarte?